Ya se cumplieron veinte años de la existencia de Farsa Producciones. Contanos un poco de la historia de esta particular empresa.

FARSA Producciones es el resultado de que a algunos inconcientes se les ocurra lanzar al mercado unas cámaras muy prácticas de un formato de video hogareño ya extinto que se llamó VHS.

Esas cámaras llegaron a la Argentina a fines de los años 80s y una en particular llegó a nuestras manos poco
tiempo después. Poder grabar y ver los resultados al instante despertó en dos nenes de 11 años la llama por hacer cine. Se llamaban Hernán Sáez y Pablo Parés y se habían conocido en una guardería, a los 2 años de edad. Y parece que la llama que despertó el VHS fue bastante fuerte, porque pasaron 20 años y los mismos nenes, más muchos otros que se fueron sumando con los años, siguen haciendo cortos y películas de la misma forma y con las mismas temáticas que cuando empezaron.

En el camino hicieron más de 100 cortos,
8 largometrajes y más de 80 videoclips, casi todos de género fantástico o terror y siempre con un poco de comedia. Sin contar sus trabajos profesionales como videos institucionales, autorías de DVD o productos originales para Youtube.
¡
Ahora vamos a ver en 20 años a todos los monstruos que crearon los que un día pusieron online un sitio web que se llama Youtube!


Varios de ustedes se conocieron en la escuela, ¿De qué colegio se trataba?

Pablo Parés y Hernán Sáez se conocieron en una guardería a los 2 años y después cursaron el jardín de infantes juntos en el Colegio Brown. Ya desde esa época (años 80) se juntaban a dibujar y hacer historietas. Más tarde Hernán Sáez conoció a Berta Muñiz en la escuela primaria del Centro Cultural Haedo. Pos su lado, Pablo Parés conoció a Walter Cornás en la escuela primaria numero 8 de Haedo. Unos años después, Hernán conoció a Paulo Soria y a Pablo Vostrouski en el colegio Argentino del Oeste de Ramos Mejía.


¿Cómo surge la idea de hacer una película sobre zombies?

FARSA Producciones: “Plaga Zombie” originalmente iba a ser una película de ciencia-ficción con un grupo de adolescentes que lentamente se iban a convertir en humanos-alienígenas. Pero poco a poco el proyecto fue variando a una comedia de terror sangrienta. La idea de hacer una película de zombies surge simplemente de que es el cine que nos gusta ver, películas como “Mal Gusto” o “Noche Alucinante” nos marcaron a fuego.


¿La idea de que en "Plaga zombie" los personajes hablen como en los doblajes de las películas americanas se relaciona con una intención de sátira o parodia? ¿Se pueden mencionar también otras razones?

La verdadera razón es que casi todos los cortos de FARSA Producciones desde enero del '92 hasta que hicimos “Plaga Zombie” estaban hablados en "neutro". En un principio porque les doblábamos los diálogos a una serie de cortos nuestros que se llamaban “New York Cop”, como ocurria en Estados Unidos naturalmente el doblaje fue neutro. Luego de “New York Cop” continuamos usando el lenguaje neutro como algo natural. En ese momento y a esa edad (promediando los 15 años) para nosotros era lo normal. Cuando estrenamos “Plaga Zombie” la gente se sorprendió, pero para FARSA siempre había sido así.


¿Qué influencias pueden citar para "Plaga..." y su secuela "Plaga Zombie: Zona Mutante"?

Muchísimas y de muy distintos tipos de películas, desde “Toy Story” (Jhon West -Berta- el cowboy luchador de catch que perdió su trabajo porque ahora están de moda los guerreros intergalácticos), pasando por “Star Wars” (los personajes van cambiando de ropas a medida que avanza la película), con obvias referencias a “Mal Gusto” (el estilo de la sangre y los efectos). En “Plaga Zombie: Zona Mutante” abrimos todavía mucho más el campo, si bien seguimos teniendo influencias de clásicos del género como “Dawn of the Dead” (en una escena los héroes tienen todo un supermercado a su disposición), también hay citas a “Casablanca” (la clásica frase: “¿Sabes?, creo que éste será el comienzo de una gran amistad”) y hasta a dibujos animados como “Microman” (en el dibujito había un perro con una cucha en su cabeza, era tan feo que si lo veías quedabas shockeado, en la película pasa algo muy similar). Las influencias son miles.


¿Qué representa Plaga Zombie para el cine de terror argentino?

Plaga Zombie, al igual que Evil Dead (Sam Raimi, 198a) o Bad Taste (1987), tiene una historia mucho más interesante que la de la película en si.  Viéndola sin conocer su historia es simplemente “una de zombies” realizada por un grupo de adolescentes de 17 años. Pero en Argentina, un país dónde no había cine fantástico, Plaga Zombie fue uno de los puntapiés iniciales de una movida que está a un paso de hacer historia.

La película genera una sensación parecida a la que transmiten Films como El Mariachi, la ves y pensás “yo también puedo hacer esto”. Gracias a esa sensación, muchos jóvenes se pusieron a hacer sus propias películas, vieron en Plaga Zombie un camino alternativo a seguir ya que si bien es muy precaria en su producción, cumple muy bien su función como largometraje de entretenimiento. Hoy ya pasaron 14 años desde su estreno mega-independiente y todavía se sigue vendiendo tanto como en su momento.

La película fue editada por FANGORIA en EE.UU. y Canadá y también tuvo ediciones en DVD en España, Alemania y Argentina.


Inicialmente lo pensaron como un corto. ¿Qué los llevó a terminar haciendo su primer largo?

Desde hacia varios años que veníamos con ganas de hacer un largometraje, pero los intentos siempre quedaban truncos. Plaga Zombie iba a ser otro corto de los que hacíamos en la época pero que, por grabar sin guión, se fue estirando y estirando. En un momento nos reunimos con el equipo, vimos todo el material y nos dimos cuenta que teníamos más de 50 minutos de película terminados, así que decidimos agregar un poco más de acción y aventura, para que sea nuestra primer largometraje (superando los 60 minutos, un mediometraje se convierte en largometraje).
 

Con esta película se sumó Paulo Soria, esa fue, digamos, la primera formación completa de Farsa? ¿Cómo era trabajar en 1996 y cuáles son las diferencias con la producción cinematográfica ahora?

Empezamos trabajando Hernán Sáez y Pablo Parés, al año se sumo Berta Muñiz y así estuvimos realizando cortos casi cinco años. Walter Cornás era una especie de comodín que estaba en algunos proyectos, ya en el 96, Walter comienza a colaborar mucho más estable y se suma Paulo Soria. Entre los cinco, años después, armamos la SRL. Pero había mucha otra gente que iba y venia, Diego Parés por ejemplo, entre el 93 y el 2001 Urco Urquiza participa en casi todos los proyectos, Pablo Vostrouski, Ale D´Aloisio, Julia Lenzberg, Diego Echave, Mariano Suarez, etc etc. El grupo siempre está en constante cambio y expansión, ya que hay que dejar espacio para el vuelo personal de cada persona.

La diferencia con la actualizad es, básicamente, la experiencia adquirida. Haber formado una productora más seria nos ayudó a profesionalizarnos, a aprender a generar resultados buenos en todos los casos. Intentamos mantener el espíritu original, e intentamos seguir divirtiéndonos como el primer día, pero conociendo el medio y las herramientas necesarias para lograr productos profesionales.


Luego llegaron otras productoras independientes, como Crepusculum y Paura Flics. ¿Se sienten pioneros?

Es raro ese sentimiento, no nos sentimos pioneros de nada pero si notamos que lo que hacemos genera consecuencias. Hicimos Plaga Zombie y a los dos años se llenó de películas fantásticas, después empezamos a hacer videoclips con historia y a los meses todos los colegas hacían cosas parecidas, lo mismo ocurrió con POST, no pasaron ni 15 días que ya había dos o tres canales de youtube haciendo lo mismo. Es toda una responsabilidad, pero la preocupación principal es por hacer cosas buenas y nuevas, con eso ya tenés bastante como para preocuparte!


¿Qué necesita FARSA Producciones para hacer un largometraje “de género”?

Muy poco. Somos una productora muy económica. Mantener FARSA Producciones funcionando cuesta menos de seis mil dólares por mes. Cualquier productor ejecutivo con un poco de visión podría tenernos generando un proyecto profesional tras otro por un número que en la industria es ridículo. 

Sabemos como producir en base a los recursos. Pensamos las mejores ideas en base a los medios con los que contamos y llevamos veinte años de experiencia haciéndolo y perfeccionándolo.

Nuestro lema es – Menos presupuesto + Más calidad. Una combinación fácil de pensar pero difícil de lograr.


El bajo presupuesto condiciona, pero también le da a las películas un "gusto" especial. ¿Es más artesanal? ¿Consideran que a partir de eso pudieron hacer un sello que diferencia a Farsa de todas las demás productoras?

Antes que nada hay que entender que, salvo la publicidad y unas pocas películas por año, el cine nacional es todo de bajo presupuesto. Hoy en día FARSA maneja presupuestos estándar, el tema es que al emular estilos típicamente Hollywoodenses de películas millonarias a veces se vuelve más complicado llegar a la misma calidad. Nuestro lema es que “no importa que presupuesto haya, siempre llegamos a buenos resultados”, eso lo logramos por la experiencia de haber trabajado más de 10 años con prácticamente nada de presupuesto, sumado a otros 10 años de experiencia profesional.

FARSA es una extraña mezcla entre las dos cosas. Somos muy independientes para los comerciales y demasiado comerciales para los independientes. Lo interesante es poder trabajar tanto con presupuestos millonarios como en 100% LUCHA: EL AMO DE LOS CLONES, presupuestos medios como en KAPANGA: TODOTERRENO o sin presupuesto, como en POST, LA AVENTURA COMPLETA y lograr en todos los casos productos competitivos de alta calidad.


¿Cómo fue empezar a hacerse conocidos en un país donde el cine de terror, gore, ciencia ficción, no estaba nada desarrollado?

Fue una sorpresa, ya que creíamos que tenía que existir más gente en la misma situación que nosotros, recordemos que empezamos en una época anterior a la Internet, no era tan fácil de enterarse de las movidas artísticas como ahora. Al venir trabajando desde hace tantos años, nos vino bien, fue una especie de premio por la perseverancia.  En el arte, el reconocimiento público es importantísimo, ya que es una actividad muy sufrida en lo económico.


Cuenten algo sobre su segunda película Nunca Asistas a Este Tipo de Fiestas.

"Nunca Asistas..." la hicimos para tomar un descanso en el rodaje de Zona Mutante, que llevó 4 años. Siguiendo un modelo de producción de Roger Corman, decidimos realizar el rodaje en solo cuatro jornadas de trabajo (finalmente fueron seis), así que fue un rodaje muy intenso y divertido. Fue la primera vez que dirigimos entre más de dos y es una formula que seguimos manteniendo hoy en día. Nuestros mejores proyectos son los que logran un aporte de cada miembro del equipo.

La película la estrenamos en el año 2000 en el festival CINENCUADRE de Mar del Plata, organizado entre otros por Miguel Monforte. Miguel nos dejó tan buena impresión que continuamos homenajeándolo hoy en día en casi todos nuestros proyectos. Poco tiempo después la editamos en VHS y la vendíamos en las convenciones de historietas de la época, como FANTABAIRES. Llevó casi 10 años lanzarla en DVD en Argentina, pero finalmente ya está disponible en su edición distribuida por VIDEOFLIMS.


Desde esa cámara hasta los hiperdifundidos videos, ¿Cómo pasaron de la peli lo-fi a la producción "seria"?

La transición no fue buscada. Tenemos el mismo espíritu de siempre y lo que varió fue el modelo de cámara, como cambiás los autos que te vas comprando. Empezamos a hacer videoclips por ganas, y el primero fue para unos amigos: Cosacuosa, de Árbol. Gustó y nos pidieron otro, mientras seguíamos con nuestros cortos y películas. Y ahora nos llaman de las discográficas. Ya no salimos a pescar sino que vienen a la pescadería.

En el mediomundo de Farsa cayeron el Bahiano, Kapanga o los acaramelados Pimpinela, con quienes terminaron pogueando mientras repetían "¡me engañaste, me mentiste!". Y hasta podrán ganarse un bloque cuando se concrete el postergado E! True Hollywood Story de Mambrú: "Filmamos Ayer, su último video, que ya no lo vio nadie...", asume Hernán: "Nos permitimos parodiar la película They Live, de John Carpenter: bah, nos servía el morocho porque uno de los personajes era mulato..."


¿Cómo se dio la primera oportunidad de incursionar en videoclips?

Los primeros pasos fueron dados de la mano de bandas amigas de Haedo como Guillermina, Nuca, Árbol y Smitten. Todo arrancó como una devolución de favores, ya que los amigos de Árbol habían puesto un tema de su primer disco (Jardín Frenético) en Plaga Zombie. Cosacuosa fue el clip que realizamos para devolver el favor, después vieron los A77aque y nos pidieron hacer el video del tema Arrancacorazones, que funcionó tan bien que muchas bandas nos empezaron a contactar. Hoy en día los videoclips son nuestra principal fuente de ingresos y los realizamos tanto para bandas consagradas como para independientes, siempre ofreciendo el estándar de calidad de Farsa.


¿Cuál fue el videoclip que más disfrutaron hacer y por qué?

La verdad que quedarnos con una sola experiencia buena seria decepcionante. Hemos tenido mas de un rodaje fantástico, sobretodo porque tenemos la alegría de compartir nuestros trabajos con gente que queremos y admiramos, así que cada uno de nuestros rodajes son buenas experiencias y son, en su mayoría, disfrutables.

Pero se podría destacar el rodaje de KAPANGA TODOTERRENO ya que fue una mezcla exacta entre hacer videoclips como trabajo y hacer películas como diversión. Dentro de TODOTERRENO tenés 4 videos, mas una película divertida que se sostiene por si misma y con muchísimas apariciones de personajes conocidos como Pablo Echarri, Flavio Pedemonti, Vicente Viloni, Gilespi y muchos más. Fue un trabajo ideal, nunca nos pidieron ver un solo plano hasta que la película estuvo terminada, nos dieron mucha libertad creativa. Una experiencia ideal en todo sentido que esperamos que se vuelva a repetir.


¿Una cosa que pasa en Filmatrón es como un grito de “acá estamos y esto es lo que opinamos"?

Filmatrón cuenta mucho de nuestra experiencia como cineastas y artistas. En realidad, es una película de aventuras y ciencia ficción para toda la familia. Nació cuando fuimos a presentar Zona mutante al BAFICI, en gestiones anteriores a la actual, donde el cine en video no era considerado cine y donde en la planilla que teníamos que llenar no existía esa opción. Al final no la eligieron porque era una película de género. Eso sí, ese mismo año dieron muchas de Takashi Miike… En fin. Ahí dijimos: hagamos una película en la que unos pibes quieren hacer una película en un mundo en el que está prohibido filmar. De todas maneras, no existe un discurso contestatario en Filmatrón. Eso está porque forma parte de nuestras vidas, nada más. Finalmente, la presentamos este año en el BAFICI, ganamos el premio del público, ganamos en Tandil y hubo un premio para la actriz secundaria.


¿Cómo llegaron a hacer la película de 100% Lucha y cómo vivieron esto de meterse en una producción que apuntaba a un público tan masivo y con una "marca" ya creada?

Llegamos por un contacto personal con la productora que tiene los derechos para realizar largometrajes de la franquicia creada por Eduardo Husni para Telefe y Endemol. Intentamos ser muy fieles al producto, que nuestro estilo personal no opaque a una marca establecida. Por otro lado tratamos de potenciarlo, de darle más profundidad y de que logre llegar a un público más amplio. Fue una experiencia dura por la combinación de un equipo independiente y uno industrial, pero el resultado fue muy bueno, y trabajar con los luchadores fue un placer. La Masa y Viloni son, ante todo, dos excelentes personas muy dispuestas a dejar todo por lo que aman. Esperemos que la lancen en DVD pronto.


¿Cómo surge la idea de Kapanga Todoterreno? ¿Cómo concibieron el guión?

La idea original surge de la banda, era un sueño que tenían desde hace muchos años. Ellos se autodenominan “Los Beatles de Mierda” por eso querían tener su propia película. Convencieron a la compañía para utilizar todo el presupuesto de los videoclips de su nuevo disco en un largometraje.

Nos reunimos con ellos y nos contaron su idea y tuvimos una larga charla tirando más y más ideas. Desde ese punto en adelante continuamos nosotros. Todos aportando material y Paulo Soria pasándolo en limpio y convirtiéndolo en una película. Se iba escribiendo para cada día de rodaje, por eso se logró un resultado tan descontracturado.


¿Creen que Kapanga Todoterreno podría convertirse en referente de un nuevo género musical en Argentina, o bien, marcar el regreso de un estilo como fueron las películas de Sandro o Palito Ortega?

¡Esperemos que si! En sus pocos meses de vida, la película explotó y Kananga tuvo una difusión inusual. En una época en que la gente ya no compra discos ni va al cine hay que reinventarse todo el tiempo, y creemos que el modelo de producción que armamos para la película puede dar que hablar. Si pasó con Plaga Zombie o Post, por que no con este nuevo formato?, la verdad es que tratamos siempre de aportar algo nuevo a cada cosa que hacemos.


¿Cómo surge la idea de hacer una continuación de Nunca Asistas a Este Tipo de Fiestas?

El rodaje de la primer parte fue muy gratificante, un grupo de gente en el medio del campo con el único objetivo de hacer una película, nos unió como grupo, nos dio fuerza y el resultado de la película está bastante bien. Hace unos años veníamos con tanto trabajo que habíamos dejado de lado nuestros proyectos, así que surgió espontáneamente la idea de repetir la formula de Nunca Asistas. El rodaje fue igual de gratificante, un fin de semana creativo, con la única preocupación de hacer las cosas bien, sin presupuestos, horarios o complicaciones.


¿El papel del psiquiatra de "NUNCA MAS ASISTAS..." fue escrito pensando en Sebastián De Caro?

Si, la verdad es que lo escribimos para él. Seba es muy amigo y un capo en todo lo que hace y, sin dudas, es muy carismático. Desde hace años que queríamos que esté en una peli de FARSA y finalmente lo logramos. Como todo el equipo, Seba estuvo muy metido en la realización, aportando su experiencia y punto de vista, eso ayudó mucho a mejorar la película y esperamos repetir la experiencia en un futuro proximo.


"NUNCA MAS ASISTAS..." tiene movimientos de cámara más nerviosos cuando el Pombero ataca. ¿Siempre tuvieron en mente hacer una peli un poco más brutal, más allá de que sigue llevando el sello de Farsa?

Salió un poco espontáneamente. Habíamos hecho el videoclip AEROPUERTO de 2 MINUTOS, con el mismo estilo y con muy buenos resultados en poco tiempo de rodaje. La primer película la hicimos a los 20 años de edad, éramos unos ñoños muy inocentes. Ahora tenemos 30, así que la película refleja un poco nuestra situación actual. Más relajada y profesional, más ácida y salvaje.
 

"NUNCA MAS ASISTAS..." fue escrita y dirigida por Paulo Soria, Hernán Sáez y vos. Contanos sobre la manera de dirigir entre los tres. ¿Cómo se repartían el trabajo?

Para las dos “Nunca Asistas…” armamos un método en el que dividimos la historia en 6 bloques y cada uno escribe y dirige 2 distintos. Ósea que cada 10 minutos cambia de director. Hoy en día ya nos conocemos mucho, tenemos una comunión creativa fuerte, por eso es casi imposible para el espectador darse cuenta en que momento se cambia de director o guionista. Con una simple pauta del tipo “Vamos a grabar con el estilo de LOST” los tres ya sabemos de qué forma encuadrar y dirigir a los actores.


Nunca Asistas... fue filmada en cuatro días. ¿Cuánto les llevó rodar la continuación, y cuánto llevó la post?

Repetimos el mismo formato del primer film, fueron cuatro días muy intensos de corrido. Posteriormente agregamos otras dos jornadas de retomas y agregamos una escena importante. Osea que fueron 6 jornadas pero a dos unidades, dos cámaras y dos equipos de rodaje. El montaje principal lo hizo Esteban Rojas, uno de los responsables de Videoflims a lo largo de 3 meses de trabajo. Luego de un impaz de más de un año, retomamos el montaje nosotros en otro periodo de 2 meses muy intensos. Hoy en día, si tuviésemos la financiación adecuada,  podríamos hacer una película de la misma calidad en no más de 6 meses completos de trabajo.

Hablar tan libremente de fechas puede generar dudas sobre la calidad del film en el espectador, pero los desafiamos a que la vean para comprobar que la película tiene poco que envidiarle a una industrial.


¿Cómo fue el lanzamiento de Post? ¿Que repercusiones tuvo?

POST nació  como una serie-web realizada para nuestro canal de Youtube. La serie se extendió tanto que decidimos darle un cierre en forma de largometraje, muy parecido a lo que pasó con Plaga Zombie. Lo estrenamos el año pasado, en funciones tanto en Capital como en el Festival de Mar del Plata y la recepción fue genial. La gente no paro un segundo de destacar las virtudes de la serie-película, uno de los comentarios más interesantes que la definen fue de Diego Echave: “POST es una montaña rusa todo el tiempo en picada”. En este momento estamos terminando la edición definitiva de POST, LA AVENTURA COMPLETA en DVD, con muchísimo material adicional que se va a poder conseguir en www.videoflims.com.ar como el resto de nuestras películas.
 

Nombren algunas películas y directores que hayan influido, directamente o no, en las películas que hacen.

En un comienzo el cine de aventuras de los años 80s, Steven Spielberg, Robert Zemeckis, Joe Dante, etc en películas como ET, Volver al Futuro, Los Goonies, Juegos de Guerra o Gremlins. Más tarde el cine ultra independiente de Robert Rodriguez, Sam Raimi y Peter Jackson. Sus primeras películas marcaron a fuego nuestro estilo y lo siguen haciendo hoy en día, Mal Gusto, El Mariachi, Evil Dead 2. Y más tarde John Carpenter, Michel Gondry, Cha Cha Cha, Esperando la Carroza y cientos de películas y directores. Nos gusta todo el cine y tratamos de absorber un poco de todos lados.


¿Qué es eso de la movida del cine independiente?

Desde hace más de 10 años, mucha gente está haciendo películas con su propia plata y de géneros inusuales en este país. Poco a poco fue apareciendo más y más gente, más publico, festivales, libros hablando sobre el tema, etc.. Lo que era un grupo de gente con ganas de hacer una película se convirtió en un nuevo movimiento muy interesante. Todavía está empezando, pero con tiempo va a llegar muy lejos.


¿Se definen como "bizarros"?

Esa palabra no la usa nadie entre nosotros. ¿Qué es "bizarro"? Si viene del francés, significa "extraño"; pero si viene del español, es "valiente y corajudo". Si somos bizarros, somos más por valientes que por extraños, truchos o baratos.